LA IMPORTANCIA DE UN BUEN ACRISTALAMIENTO EN LA MEJORA DEL CONFORT DE TU HOGAR

Deja de envolverte en gruesas mantas dentro de casa. Deja de gastar en combustible para calefacción. Existe una manera muy sencilla para que tú y tu familia disfrutéis de un cálido ambiente en vuestro hogar, sin necesidad de abrigaros como esquimales. Lo único que necesitas es acercarte a una ventana y observar dos cosas: qué tipo de cristal tiene y el tipo de material del que está formada la carpintería, es decir el marco perimetral.

11

Si tu ventana tiene un marco de madera, entonces solamente debes preocuparte de mejorar el acristalamiento. El motivo es que la madera tiene una buena capacidad de retener el calor, por eso es un material que no necesita más capas de aislamiento. Y por eso la gran mayoría de viviendas construidas en ambientes fríos y en el mundo rural están formadas con paredes y techos de madera.

Seguimos hablando de Como Aislar ventanas. Una vez descartado cambiar el marco de madera, fíjate en el tipo del acristalamiento. Mirando con detalle el borde del cristal puedes saber si hay una doble hoja con una cámara de aire intermedia o si la ventana está formada por un único cristal.

La primera opción es la más aislante. La segunda es la que se lleva utilizando toda la vida, y es la que más frío deja pasar. Así que piensa solamente en cambiar los cristales por otros compuestos de doble hoja una ligera cámara intermedia. Otro tipo de acristalamiento más avanzado es el que lleva un gas inerte inyectado dentro de esa misma cámara. El gas suele ser argón, y gracias a él puedes olvidarte de las humedades por condensación y de la pérdida de calor a través del cristal.

En cuanto al resto de tipologías de marcos, si careces de uno de madera, puedes colocar otros igualmente efectivos, como los de pvc o los de aluminio. Pero que no te engañen con estos últimos. El aluminio es un metal, y como tal, es un buen transmisor de calor. Esto significa que por ahí el calor de tu vivienda va a escapar al exterior. Así que asegúrate de que el aluminio tenga una tira de goma perimetral cuya labor es la rotura del puente térmico.

Los puentes térmicos son esos pequeños fallos en el aislamiento del inmueble por los que penetra el frío en casa. Suelen ubicarse en los puntos débiles del cerramiento como cajas de persiana, frentes del forjado hacia la calle, y zona perimetral de puertas y ventanas. Rompiendo ese puente térmico con una simple cinta de goma cerramos una puerta a la entrada del frío, y conseguiremos mantener una temperatura agradable dentro del hogar.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *