QUE PAGAMOS AL PAGAR UN COCHE

Cuando compramos un vehículo nuevo la cantidad que pagamos no va íntegra para el concesionario, un porcentaje elevado del valor total del vehículo son impuestos.


Podemos pagar casi el 36% del valor del coche en impuestos, eso es más de un tercio del valor final del coche. Pagamos el 21% en concepto de IVA ya que se trata de un bien de consumo y hasta un 14,75% se destina a pagar el impuesto de matriculación.

El impuesto de matriculación se paga tan solo una vez en la vida del coche y no todos los coches lo pagan ni pagan lo mismo, depende directamente de las emisiones de CO2 del coche y es gestionado por las comunidades autónomas , aunque cuando compramos un coche en el extranjero no se calcula el valor de este impuesto según las emisiones, sino según su valor de mercado teniendo en cuenta las tablas que publica el ministerio de economía y hacienda.

El impuesto de matriculación se paga en la agencia tributaria pero lo más habitual es que se encargue el concesionario de pagarlo y añadir el valor al precio final del vehículo.

34

QUE TENER EN CUENTA A LA HORA DE PAGAR EL IMPUESTO DE MATRICULACIÓN:

A la hora de pagar el impuesto de matriculación hay que saber que se divide según sus emisiones de CO2 en 4 tramos:

Los vehículos que emitan 120 gr/km de CO2 a la atmosfera estarán exentos de pagar este impuesto.

Aquellos vehículos que emitan CO2 entre 120 gr/km y 160gr/km pagarán un 4,5% del precio del vehículo sin impuestos.

Los vehículos que emitan entre 160gr/km y 200 gr/km de CO2 pagarán el 9,75% del precio del vehículo sin impuestos.

Por último, aquellos vehículos que expulsen a la atmosfera 200gr/km de CO2 o más deberán pagar el 14,75% del valor de vehículo sin impuestos.

Por tanto, cuanto menos consuma el coche que compres menos pagarás por el impuesto de matriculación. A día de hoy un 80% de los coches que se adquieren están exentos del pago.

Para saber el precio final de un vehículo hay que sumar el valor del vehículo más el equipamiento y los extras que hemos elegido y a ello hay que sumar el 21% de IVA y el impuesto de matriculación que se calculará según su nivel de emisiones.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *